El Orden Para Crear El Caos

14/03/2017

El orden para crear el caos


1ER EQUIPO - E.F. Periso A


Resultado: 3 - 2

Fecha: 12/03/2017

Hora: 11:30

Estadio: Alberto Ruiz

El Colmenar superó la visita del siempre luchador Periso con dosis de buen fútbol, efectividad y trabajo defensivo en un emocionante partido que finalizó con el resultado de 3-2 a favor de los locales.

Una de las frases más celebres de...paren paren. Hoy nos dejamos de entradillas. Vamos al fútbol.

El encuentro comenzó con ambos conjuntos respetándose de manera sincera, como dejando de lado los curriculums de ambos conjuntos (si entendemos por tal la clasificación, esa embaucadora) y centrándose en lo verdaderamente importante, en el duelo sobre el verde. Y en el verde esos primeros minutos vinieron marcados por el quizá excesivo respeto entre ambos conjuntos, lo que acabó derivando en unos primeros 20 minutos plagados de centrocampismo pero con más imprecisiones de las esperables por parte de dos conjuntos capaces de mover con fluidez el balón, que en esta ocasión parecía moverse con más sincopas que notas enlazadas. Pero hacia ese minuto 20 y tras unos mínimos ajustes el Colmenar comenzó a hilar fino y fruto de ello acabaría llegando la primera ocasión clara del partido. La jugada nació a pies de Ceve y Jorge quienes maduraron el balon, hasta cederlo a Castillo quien divisó a Anto en disposición de arrancar en dirección a la meta, y entre el certero pase (con el triángulo) del centrocampista y el magistral control orientado del punta lo que parecía una jugada más acabó en un mano a mano desbaratado más por acierto del guardameta verdinegro que por otras variables. El balón acabó en córner. Y el saque de ese córner en otro córner. Y en este, el Colmenar ya no dio más avisos. Un espectacular saque de Vivi que hubiera firmado el mismísimo Federer fue peinado por un imponente (in all senses) Angulo en el corazón del área del Periso, poniendo el 1-0 a favor de los franjirrojos sobre el luminoso colmenareño. El tanto no solo espoleó al Periso sino que desplazó el escenario del encuentro varios metros en dirección a la portería defendida en esta ocasión por José Angel, y antes de llegar al descanso, una combinación visitante acababa con el balón estrellándose en el palo y el propio rematador recogiendo el rechace para enviar el balón al fondo de las mallas y el 1-1 al marcador. El gol permitió al Colmenar comprobar en sus propias carnes como el encuentro iba a ser cualquier cosa excepto un paseo campestre, y se repuso rápido del golpe, sin volver a conceder grandes ocasiones a los fenomenales atacantes del Periso, antes de un descanso de esos que cambian tantas cosas. Detalles.

Para los de dentro del vestuario quedó la intrahistoria. Para los de fuera, quedó una salida fulgurante del Colmenar en el segundo acto, comandada por un Anto que decidió casi por su cuenta finiquitar el partido por la vía rápida. Qué futbolista es Anto cuando arranca los motores, permitanme la licencia. Y el casi es porque Anto lo hizó acompañado de todos sus compañeros, que no es poco. Solo habían transcurrido quince segundos de este segundo acto cuando el punta colmenareño, en el más amplio sentido de la palabra, agarró el esférico en el carril del 10, encaró, se asoció con Jose Manuel y pisó el área rival, y en lugar de obcecarse con el gol, sirvió un sensacional pase al corazón del área donde apareció el ingeniero Maillo para de golpe y golazo romper tanto el partido como su sequía goleadora, marcando su primer gol con la elástica franjirroja. Ya les anticipo que seguramente no sea el último, y hasta ahí puedo leer. 

El gol de Maillo terminó por desencadenar al Colmenar, y se vieron minutos de futbol de altos vuelos sobre el Alberto Ruiz por parte de los locales. Con Ceve, Víctor, Angulo y Edu asegurando la parcela defensiva e imponiéndose en sus respectivos duelos durante este periodo, el centro del campo se convirtió en una supernova, una explosión de talento y sinergias en la que todos multiplicaban el talento de todos, todos y ninguno tenían y mantenían sus posiciones, capaces de generar el caos partiendo del orden. Y esto se acabo materializando en el tercer gol colmenareño. En lo que parecía una simple jugada de fondo de armario, los pases comenzaron a disfrazar las verdaderas intenciones de la franja, como quien busca disimuladamente la llave en el bolsillo. Y a la señal de Jose Manuel, el balón pasó a velocidad fulgurante por Castillo quien cedió a Vivi para que este pusiera un balón profundo a Anto, quien superó a su par en velocidad y cedió, ante el achique del portero, al palo contrario, donde apareció Jose Manuel para cerrar el círculo de una jugada digna de enmarcar anotando el 3-1 para los locales y emitir una ordenanza municipal de optimismo futbolístico, con la grada estallando de júbilo ante el gol.

Ante la duda de si el partido escondía la posibilidad de goleada o de partido de ida y vuelta, ambos entrenadores comenzaron a introducir sustituciones de manera paulatina. Por parte colmenareña, el retorno de Christian -que sustituyó a un esforzado Vivi que había dejado el brillo personal de lado para hacer brillar al colectivo- trajo consigo un aire de optimismo ofensivo que provocó más de un susto en las filas visitantes, como en una ocasión en que el propio Christian se plantó solo en el area tras la enésima jugada colectiva. Tras él, Guillaume y Jiménez se incorporaron al match, en lugar de Jorge y Anto quienes recibieron dos ovaciones de esas con las que uno sueña cuando el primer equipo solo es una quimera en tu cabeza.  Los recién incorporados saltaron al verde con el compromiso de un marine con la firme convicción de evitar que el equipo acabase fragmentado ante la tentación que suponían los espacios tras la última linea del Periso. Entre el trabajo de ambos y la creciente figura de Víctor por el costado  el Colmenar parecía lograr ese objetivo, y finalmente Dani acabo reemplazando a Castillo para la última recta del choque.

Precisamente en esa última recta, en la que el Periso ya se había volcado completamente al ataque, el señor colegiado señaló el punto de penalti. Pese a adivinar la trayectoria del lanzamiento, José Angel no logró blocar el obús del 11 visitante Isaac. Y con apenas instantes por finalizar el encuentro el Colmenar hubo de hacer de la necesidad virtud, y concentrar todos sus esfuerzos en defensa, especialmente en un par de acciones a balón parado que se consiguieron solventar.

No hubo tiempo para más y los tres pitidos del árbitro confirmaron la victoria de los locales. Y marcaron -con el paréntesis casi necesario de una reparadora tarde de domingo- el inicio del siguiente, y magnífico, reto.

Al fin y al cabo, una de las frases más celebres PAREN PAREN. Hoy nos dejamos de moralejas. Disfrutemos del fútbol.

Jugaron: José Angel, Ceve, Víctor, Angulo, Edu, Castillo (Dani), Maillo, Jorge (Guillaume), Jose Manuel, Vivi (Christian) y Anto (Jiménez).

Accede a la Web solidaria

Patxietxea es una web solidaria, que permite a través de la compra de libros, fotografías y otros objetos, donar el 100% de los beneficios a quienes más lo necesitan, eligiendo la ONG o proyecto que tú decidas en el momento de la compra.

Clasificaciones

Facebook A.D. COLMENAR VIEJO Twitter A.D. COLMENAR VIEJO Instagram A.D. COLMENAR VIEJO
CARGANDO... POR FAVOR ESPERE