Shiny Happy People Winning

Juvenil A


09/02/2014

Shiny Happy People... Winning

JUVENIL A - Fundacion C.D. Recuerdo A


Resultado: 2 - 0

Fecha: 08/02/2014

Hora: 18:00

Estadio: Alberto Ruiz

En una tarde en la que todo fueron buenas noticias, el Juvenil A se impuso por 2-0 frente al Recuerdo logrando una importante victoria frente a un rival directo.

Un viernes frío, 3º, con lluvia y rachas de viento. Cerca de las diez de la noche. Un jugador tocado que no ha podido entrenar conversa con otro compañero y con el segundo entrenador. En un momento dado, el jugador tocado comenta:

  • Estos días para un entrenador, quieto con el frío que hace..pfff, joder.

Su compañero, que ejerce de comodín por fuera para dos equipos que disputan un partidillo, añade:

  • Mucho amor al fútbol hay que tener.

El segundo entrenador no sabe realmente qué decir. Evidentemente hay mucho amor al fútbol. Pero realmente no más que el de los jugadores. Ni más sacrificio. Es más, probablemente menos: El los ve cada tres días entrenar a horas intempestivas, pasar frio en invierno y calor en verano, llevarse golpes, venir de clase corriendo a entrenar, tener que venir de alguna localidad lejana para irse rendidos, aguantar la frustración cuando se juega menos de lo que uno espera o cuando no les salen las cosas, les oye cuando algún día el agua de la ducha sale demasiado caliente o demasiado fría. Piensa que otros chicos de la edad de estos a estas horas están por ahí con sus amigos, o con su novia, o con su consola. Y estos sin embargo están aquí dejándose las gónadas.

El segundo entrenador da una respuesta finalmente para salir del paso. Y piensa en la cantidad de respuestas que les podría haber dado, pero no quiere distraerles de lo verdaderamente importante en ese momento, el partido del día siguiente frente al Recuerdo. Y piensa “estos cabrones, con el mal tiempo que hace, en lugar de mermarles las ganas entrenan mejor. Vaya espectáculo de entrenamiento”. A la salida lo comparte con el primer entrenador. Ambos piensan igual.

Un sábado frío, con amenaza de lluvia y un poco de viento, el Juvenil A recibía al Recuerdo. El resultado del partido de ida resultaba lo suficientemente engañoso como para salir al campo relajados y que el rival lo hiciera con sangre en el ojo, pero aquel 1-4 encerraba mil y una aristas, como los dos goles que había salvado Duri antes de llevar diez minutos, o como el rival se había venido arriba pese a lo duro del resultado en los últimos minutos y el propio Duri había detenido un penalti a los de Chamartín. Y las circunstancias eran radicalmente distintas, sirva como muestra un botón: de los once titulares aquel día, este sábado solo repitieron seis. Entre bajas, jugadores saliendo de lesiones, y demás circunstancias el Colmenar salió con la mitad del equipo distinto. Pero como aquel día, con un 10 en actitud. Y como aquel día de Septiembre, el equipo franjirrojo comenzó golpeando primero. Tras el saque de una falta, el balón cayó a la zona del extremo derecho donde Carlos Forcano, siempre al acecho, la metió al corazón del área para que Johan metiera la puntera, pero el balón golpeó en el palo. Quiso la suerte que fuera a parar el cuero al capitán cClmenareño en el encuentro, Julián, quien no perdonó y materializó la sonrisa del coliseo Colmenareño. El rival pareció no acusar demasiado el golpe y no varió su propuesta de juego de toque, pero la zaga Colmenareña mostró una solidez casi resplandeciente, especialmente con Rober –espectacular- asumiendo galones, Edu sacando brillo a los suyos y Adrien ganando terreno a zancadas para los franjirrojos. Además contaban con los apoyos de Kike y Marlon, por lo que no es difícil de imaginar la sonrisa de orgullo de Sarri viéndolo desde la grada, y sus ganas de volver a vestir de corto lo antes posible. El mayor peligro blanquiazul en esta primera parte llegó en una falta directa, que los madrileños optaron por resolver con un durísimo chut al que Uge respondió como mandan los cánones: ojos abiertos, mano dura, puño cerrado y despeje hacia fuera. Mientras, Diego comenzaba a encontrarse con Mansilla y el resto de atacantes, de manera fluida. Es de suponer que a la sonrisa antes mencionada de Sarri se le unía la de Romero y Ventura, los “Alextremos” Colmenareños también presentes en la grada, pese a no llegar un segundo gol que diera mayor tranquilidad. Aunque la sensación era que estaba al caer.

Vaya si lo estaba. Tras el descanso, otro gol tempranero. Apenas transcurridos unos instantes de la reanudación, la Agrupación mandaba otro directo al mentón de las esperanzas de remontada del Recuerdo. Mansilla recibía un balón en el pico del área y tras deshacerse de un par de rivales, realizar algún quiebro y ver que Adela aún no había terminado de poner el último café del descanso en el bar del Estadio Municipal Alberto Ruiz de Colmenar Viejo, la golpeo con clase. Un pase a la red que diría algún lírico, un gol como la copa de un pino, que decimos los mundanos.

Ya que no hubo más goles podríamos homenajear a Sabina y decir que, como en “Donde habita el olvido”, el partido siguió como siguen las cosas que no tienen mucho sentido. Pero no, aquello parecía más “Shiny Happy People” de R.E.M. No paraban de llegar motivos para la sonrisa. Para empezar, la solidez defensiva no varió ni un ápice. Para continuar, Diego cogió la batuta y los poderes de Luka Modric para comenzar a gobernar el partido desde mil y un parcelas del campo, en un esfuerzo de todocampista sobresaliente, muy bien respaldado por Julián. Y, claro, tampoco deberíamos olvidarnos del jugadón de futbol arte que trazaron entre Carlos Forcano poniendo otro (y ya van) balón preciso al área, Johan dejando pasar el esférico y Mansilla rematándolo que no acabó en gol por centímetros. Pero también podríamos hablar de cómo Asier y Alex Gil saltaron al campo para renovar las energias y la fluidez de ideas. O de la vuelta de Aguirre, quien va paso a paso, pulgada a pulgada, acercándose a su nivel real y volvió a disputar minutos con fuego real. O del caso de Villa, que llueva o truene sigue con la mirilla bien ajustada y con su mirada de tigre rubio. O del liderazgo de Durán pidiendo el último esfuerzo a sus compañeros sobre el césped.

O de toda la gente feliz que este cronista vio antes, durante, y después del partido. Desde el Presidente del club hasta el penúltimo en llegar al mismo, que es este cronista.

Como decían R.E.M. en esa canción…gente que brilla, que sonríe. Y que además gana.

Realmente, aunque no la encontró hasta el sábado, esa era la respuesta que el segundo entrenador buscaba en el entrenamiento del viernes.

Nos hicieron sonreir de oreja a oreja one more time: Uge, Marlon, Kike (Asier), Edu, Rober, Julián, Adrien (Alex Gil), Diego, Mansilla (Villa), Carlos Forcano, Johan (Aguirre) y Duri.

Accede a la Web solidaria

Patxietxea es una web solidaria, que permite a través de la compra de libros, fotografías y otros objetos, donar el 100% de los beneficios a quienes más lo necesitan, eligiendo la ONG o proyecto que tú decidas en el momento de la compra.

Clasificaciones

Facebook A.D. COLMENAR VIEJO Twitter A.D. COLMENAR VIEJO Instagram A.D. COLMENAR VIEJO Youtube A.D. COLMENAR VIEJO Telegram A.D. COLMENAR VIEJO
CARGANDO... POR FAVOR ESPERE