Solo Un Empate Y Sin Embargo

Juvenil A


19/05/2014

Solo un empate. Y sin embargo...

C.D. Coslada A - JUVENIL A


Resultado: 1 - 1

Fecha: 17/05/2014

Hora: 16:00

Estadio: Coslada (El Olivo)

El Juvenil A solo pudo obtener un punto de su visita a Coslada en un partido en el que la victoria pudo caer para ambos oponentes.

Esta es posiblemente la crónica más difícil que me va a tocar escribir este año, por lo que casi no se si empezar disculpándome. Igual ya lo he hecho. Pero realmente este cronista no sabe qué enfoque dar a lo que ocurrió este pasado sábado en la visita del Juvenil A de la Agrupación al Coslada, equipo que ya nos la había “jugado” en el partido de ida, embaucándonos con licor de posesión mientras ellos se hacía con los tres puntos en solo dos, certeros eso si, zarpazos. Creo que como otras veces, lo iré encontrando sobre la marcha. Vamos allá.

Los franjirrojos saltaron al campo mentalizados para un partido de semejantes características a ese mencionado en el lead pero en esta ocasión, no habían pasado cinco minutos cuando Uge ya había tenido el primer susto del fin de semana. No obstante, el Colmenar poco a poco se rehizo buscando primar su velocidad en los metros finales frente al poderío físico local, y si hablamos de velocidad no lo hacemos gratuitamente ni de manera metafórica, puesto que por esa vía llegó precisamente el primer gol de la contienda. Alex Ventura añadió a su poderío atacante mayor intensidad en tareas defensivas y encontró oro donde solo había una apertura a banda, provocando un rechace ante el defensa y activando el nitro hacia la portería rival. Cuando ante la salida del central todos esperábamos quiebro hacia dentro y disparo, el 11 pulsó el botón de la generosidad cediéndosela a Carlos Forcano, quien terminó la faena con un giro y remate al palo largo, donde hubieran pastado las vacas de haber césped (y vacas). El gol parecía sugerir un cambio de dinámica en el partido, haciendo que nos imagináramos un Coslada mas dispuesto a enseñar la patita por debajo de la puerta. Y sin embargo, no parece en absoluto exagerado decir que nadie asumía en realidad el control del encuentro salvo el calor asfixiante de un partido a las cuatro de la tarde en un mayo caluroso. Imagina (este cronista, no tú, querido lector) que para qué se va a preocupar ninguna federación de regular más (o simplemente “algo”) las horas de los partidos teniendo normas tan importantes ante sí como que un jugador no pueda llevar calentadores de distinto color que el pantalón, Ay.

Tal era el descontrol del choque que parecía que la segunda parte solo podía ir a mejor para los intereses colmenareños, con un partido “en teoría” roto hacia ambas porterías. Y sin embargo, el partido solo se volcó hacia una portería, la nuestra. El equipo anfitrión cogió la manija del partido, y tras varias intentonas que pusieron el Uy en la grada y a Eugenio Granja en la lista de Del Bosque de haber estado el bueno del Marqués Del Bosque en el Municipal del Olivo, una internada por banda derecha acabó en las mallas colmenareñas tras tocar por último en uno de nuestros jugadores. Gajes del oficio. El Colmenar no terminaba de entrar en la segunda mitad y la figura del guardameta visitante comenzaba a ser mencionada en algunos mentideros como aspirante a la beatificación cuando ambos equipos comenzaron a mover sus piezas, el equipo local con hombres de refresco arriba y el Colmenar buscando aumentar su presencia en la zona de creación, y sin embargo no sería hasta mediado este segundo acto cuando el Colmenar diera muestras de reaccionar con un sprint prodigioso de Villa por banda derecha que llevó peligro real al área del Coslada. Y entonces sí puede decirse que el partido se rompió, más por acumulación de jugadas en ámbas áreas que podían inclinar la balanza en una u otra dirección, que por puro juego de los contendientes. Eso si, a bote pronto me vienen cuatro jugadas claras de gol para los visitantes (incluidos dos penaltis reclamados, uno de ellos a nuestro juicio bastante claro) y otras tantas para el Coslada (incluido un gol fantasma que el árbitro no otorgó a los locales). Ambos conjuntos se veían obligados a firmar tablas tras una sucesión de malas decisiones en ambas áreas.

El punto, en ese momento, sabía a poco. A muy poco. Sabía a oportunidad perdida para recortar por la plaza restante de ascenso (matemáticamente el Trival Valderas ya está ascendido, vaya desde aquí nuestra enhorabuena) y sabía a dos puntos que volaban más que a recortar uno. Y sin embargo el panorama se empezó a arreglar a las puertas del Estadio del Olivo con los regalos que se entregaron a Johan para que se llevara de vuelta a Texas junto a un pedacito de nuestros corazones. Johan, un chico que con ese aire de quitarse importancia tan suyo, se ha cruzado el charco para jugar al fútbol con nosotros y que se despidió diciendo que todos tenemos casa allí en Texas, de donde partirá a una de las Universidades más prestigiosas de Estados Únidos para jugar al Soccer en la NCAA. Pocas cosas tan personales como tu techo para invitar a alguien.

El fin de semana comenzó con mal sabor de boca. Pero que le pregunten a los Atléticos si lo importante de la película es como empieza o como acaba, aunque se te lesionen tu goleador o tu jugador clave en los primeros compases de un partido decisivo.

El sábado nos dejó un punto que en la mañana del domingo amaneció convertido en un puntazo por el resultado de otro partido. Esto supone que tras nuestro, posiblemente, peor partido de todo el año hemos conseguido recortar un punto a nuestros competidores más directos, quienes en este momento marcan esa segunda plaza de ascenso a Nacional.

Ahora es cuestión de elegir. Cosa de cada uno. Yo se que la de este sábado no fue nuestra mejor versión, más bien fue una de las peores de todos (yo el primero). Yo se que podíamos estar en una situación mejor de haber conseguido materializar algún gol más. Yo se que cada vez quedan menos jornadas.

Y sin embargo, yo creo.

Jugaron: Uge, Asier (Mansilla), Marlon, Edu, Adrien (Rober) Gil (Julián) , Aguirre, Diego, Ventura (Villa), Johan, Carlos y Duri. Y Kike en la grada.

Accede a la Web solidaria

Patxietxea es una web solidaria, que permite a través de la compra de libros, fotografías y otros objetos, donar el 100% de los beneficios a quienes más lo necesitan, eligiendo la ONG o proyecto que tú decidas en el momento de la compra.

Facebook A.D. COLMENAR VIEJO Twitter A.D. COLMENAR VIEJO Instagram A.D. COLMENAR VIEJO Youtube A.D. COLMENAR VIEJO Telegram A.D. COLMENAR VIEJO

Clasificaciones

CARGANDO... POR FAVOR ESPERE