Campana Y Se Acabo

Alevín A


23/05/2017

¡Campana y se acabó!

C.D. Electrocor Las Rozas C.F. A - ALEVíN A


Resultado: 0 - 0

Fecha: 20/05/2017

Hora: 13:00

Estadio: Las Matas - PVO San José

Última jornada, llegamos al final de la temporada. Nos jugamos el liderato contra el Electrocor, complicado equipo de Las Rozas, el único que consiguió ganarnos en casa esta temporada. Día de sol y desplazamiento masivo de la afición. Música, alegría y buen humor durante el viaje de ida. Pero la procesión iba por dentro.

Pronto conseguimos la primera llegada en una doble ocasión de Guzmán por la derecha y Hugo por la izquierda, igual de fructífera. Había algo que no empezaba a fluir. Los roceños no defraudaron. Con un juego muy intenso, incluso en ocasiones demasiado, nos impedían plasmar nuestro juego.

Poco después Díaz, que jugó con gran intensidad todos los minutos, recupera un balón en el centro del campo y tira un pase a la espalda de la defensa que obligó al cancerbero contrario a lucirse ante Guzmán. Una falta posterior sacada por Óscar en los tres cuartos de campo sin consecuencias, puso fin a algo parecido a un dominio. A partir de ahí, y durante más de diez minutos, sequía.


La tensión se mascaba en el ambiente. Mucho juego en el centro del campo, donde un equipo trabajaba por crear y los locales se afanaban en destruir. Las condiciones y dimensiones del terreno de juego eran más propicios para lo segundo que para lo primero. Muy pocas oportunidades para los delanteros. Gómez, con una mejorada aerodinámica en la parte más superior del chasis, no se cansó de buscarlas: haciendo un juego sin balón entre líneas, abriendo hueco y ofreciéndose en todo momento.

En el minuto veintitrés Guzmán goza de nuevo de una oportunidad para salir del yermo en que vivíamos, pero el portero se empeñó en ser el héroe de los locales. Un par de saques de esquina y poco más. A Pablo, dedicado los treinta minutos a recuperar y construir, le faltaba hormigón y le sobraban obstáculos. Arcadio por un lado y Marcos por el otro protagonizaron un remake de "Gladiator": se fajaban cada minuto en un duelo que casi siempre caía de nuestro lado.

En una de esas justas Arcadio sacó un pase de precisión para Hugo que, en un nuevo desborde, centró al borde del área chica. Pero no había nadie para rematarlo.

Y así llegamos a la segunda mitad. Algunos empezamos a buscar el desfibrilador. Ya lo decía Sánchez Ocaña: “Más vale prevenir”. Treinta minutos para jugarnos la liga, cero a cero y sin la claridad habitual. Seguramente los nervios agarrotaban a los chicos.

Se empezaba a notar quién se estaba jugando algo de verdad. El Electrocor se fue encerrando, buscando oportunidades de salir al contraataque. En el minuto dos Dani subió la pelota por su banda. Se la puso a Guzmán, que la cuelga, y Longa se la deja dentro del área a Vallejo que no remata con claridad. La densidad de piernas por metro cuadrado en el área, la convertían en una zona superpoblada.

Poco después, en el minuto cuatro, por el lado izquierdo, donde la conexión Vallejo y Hugo tenía hoy demasiadas interferencias, se generó la siguiente ocasión. Hugo llega por enésima vez y Mario no acierta con los tres palos.

En el minuto cinco empezamos a pensar que este era uno de esos partidos en que, como diría un castizo, no metemos gol ni al arcoíris. Recuperación de nuevo, subimos la pelota. Pase de Longa que tras perseguirla la consigue: se planta delante del portero, levanta el balón con un globo que supera la salida del guardameta y, cuando todos empezábamos a poner la mueca para cantar el tanto, la pelota se pierde por el poste izquierdo.

Mario goza de una oportunidad a balón parado tres minutos después, al castigarse una falta clara. Mario lo intentó por lo penal o por lo civil. A duras penas encontraba el sitio para pasar el balón. La ventaja del pase al desmarque del delantero es mucho más complicado cuando apenas existe ese espacio.

Encerrados en su área, resistían “numantinamente”. Óscar como el general Publio Cornelio Esicipión, organizaba sus huestes y los “numantinos” no salían ya de su área. Con Ulises al lado y Octavio por delante, cortaban todas las vías de comunicación. Fueron los dueños de la retaguardia colmenareña y el apoyo para seguir empujando.

Tras una de estas jugadas de remates y rechaces, la cosa termina en falta. Esta vez la apuesta es por la potencia. En ese caso Ulises, sin duda es de los que van servidos. Sólo la mala suerte impedía que hablásemos ya del primer gol.

Tres minutos para el final, asedio constante. El balón, tras tocarlo casi todos los jugadores atacantes, y rechazarlo casi todos los defensas, llega a la testa de Mario que la pone por encima de la melé y no se sabe de dónde, aparece un defensa que despeja el balón sobre la línea. Los aficionados, estoicos al sol de mayo, ya no sentían su caricia. Realmente no sentían casi nada más que la sangre fluir a velocidades inadecuadas para la salud.

Final, del partido. Resultado positivo. ¡Ganamos la liga! Los números son incontestables, veintidós partidos ganados de veintiséis. Sólo tres perdidos. Noventa y seis goles a favor y doce en contra. Somos el equipo más goleador y menos goleado. Tres jugadores entre los diez primeros de los goleadores del grupo.

Esto puede ser importante, al menos para la afición que disfruta con el fútbol. Pero no es lo que más importa. Lo que de verdad importa es que un grupo de chicos de once y doce años, liderados por dos grandes entrenadores se han divertido, han aprendido a convivir, han descubierto lo que significa el esfuerzo común y los resultados cuando se trabaja con ganas e ilusión.

Quiero señalar el bonito detalle de los jugadores y afición del Electrocor. Al abandonar las instalaciones todos les hicieron un pasillo como reconocimiento al campeonato ganado. En una época en que en los medios aparecen las peleas y los malos ejemplos, pongamos en valor también que hay miles de partidos y miles de aficiones que se respetan y colaboran para hacer del fútbol un gran deporte.

No queda más que agradecer a Nevado&Castillo su generosidad y su paciencia. Podéis estar muy orgullosos de lo que habéis conseguido, y no me refiero sólo a los resultados.  Habéis convertido un grupo de chavales, que venían de diferentes equipos con distintas filosofías, en un EQUIPO. Espero que esto solo sea el principio de un gran camino. Ojalá que sigan juntos, pero si no es así, seguro que otros chicos crecerán como jugadores, pero sobre todo como personas. ¡Gracias a los dos!


Ha sido un placer compartir con vosotros estas líneas todas las semanas. Seguramente tienen sus errores: hay ocasiones en que el boli va más deprisa de que los ojos y eso tiene sus consecuencias. Y en otras la emoción me puede cegar.  ¡Muchas gracias!

¡AÚPA AGRUPA!


Jugaron: Jorge (Damián 30), Óscar, Ulises, Hugo, Dani, Arcadio (Vallejo 30), Pablo (Octavio 30), Díaz (Mario 30), Guzmán, Gómez (Longa 30)

Clasificaciones


Accede a la Web solidaria

Patxietxea es una web solidaria, que permite a través de la compra de libros, fotografías y otros objetos, donar el 100% de los beneficios a quienes más lo necesitan, eligiendo la ONG o proyecto que tú decidas en el momento de la compra.

CARGANDO... POR FAVOR ESPERE