Punto De Oro De Competitividad Y De Aviso

Juvenil A


22/09/2014

Punto de oro, de competitividad... y de aviso

JUVENIL A - Las Rozas C.F. B


Resultado: 2 - 2

Fecha: 20/09/2014

Hora: 18:00

Estadio: Alberto Ruiz

El Juvenil A vuelve a tirar de casta y fútbol para rescatar un empate valiosísimo frente al siempre correoso UCJC Las Rozas “B”, en un partido en el que el rival castigó con dureza los fallos locales.

La segunda jornada en el Campeonato de Primera División Autonómica traía consigo la visita del filial Juvenil de Las Rozas C.F., y teniendo en cuenta los antecedentes de la temporada pasada (victoria colmenareña por 2-1 con gol de Villa – hoy jugador del Aficionado B colmenareño- en el 85 y empate a 2 en Navalcarbón con gol de los roceños en el descuento) era de prever un encuentro con las espadas en todo lo alto hasta los tres pitidos finales del colegiado.

Y, no, el encuentro no defraudó en ese sentido, de nuevo el césped del Alberto Ruiz vivía un partido de los que no te dejan levantarte (o sentarte) hasta su finalización.

Comenzó el encuentro con los locales manteniendo las sensaciones positivas de la última fase del choque de la semana anterior. Y de manera tan similar que Diego, capitán colmenareño en esta ocasión, volvía a estrellar un lanzamiento en el palo tras el saque de una falta en la frontal, en lo que acabaría suponiendo la ocasión más clara de los franjirrojos durante el primer acto del choque, junto a varias acciones por el costado izquierdo que no pudieron materializarse en gol. Los visitantes no terminaban de encontrar su sitio sobre el césped hasta que tras un par de ajustes comenzaron a buscar un juego más directo, pero el eje defensivo formado en esta ocasión por, Kike, Leles, Jerez y Chicho junto a Charly en la portería mantenía la calma y el empate a cero en el marcador, resultado con el que se llegaría al descanso.

La segunda parte comenzó con una tónica no demasiado distinta, si bien ambos equipos comenzaron a buscar un fútbol más vertical del visto en el primer acto, y tirando del librillo de los tópicos podría decirse que al partido se le empezó a poner pinta de partida de ajedrez. Pero no, no era una partida de ajedrez sino un duelo de pistoleros bajo el sol, y resultó que el que dio primero, dio dos veces, y en tan solo dos minutos...La pena, por lo que nos toca, es que resultó que el que dio primero fue Las Rozas. En primer lugar poniendo el 0-1 tras un pase en profundidad que dejaba a su delantero en situación –casi- inmejorable y el segundo con un despiste defensivo en el que la zaga colmenareña vió a sus rivales meterse hasta la cocina, para abrir la nevera y beberse la última coca cola fresca. Dos directos a la mandíbula que ponían a prueba, de nuevo, la capacidad de reacción colmenareña. Y que hubieran tirado a la lona a cualquiera. Pero no.

It’s not about how hard you can hit, it’s about how hard you can get hit.

(No va sobre como puedes golpear de fuerte. Va sobre como eres capaz de aguantar los golpes)

Con tiempo como había por delante, y sobre todo, con una muestra de tremenda competitividad y pundonor, el once colmenareño, alentado además por los compañeros en el banquillo o en la grada, padres y madres, y hasta el apuntador presente en el estadio serrano, decidieron que como poco había que seguir sin bajar los brazos para luchar contra un marcador que no reflejaba las sensaciones vividas sobre el verde.

Los franjirrojos comenzaron a meter atrás a su rival con varias ocasiones hasta que Pablo Arroyo apareció por el costado derecho del área, y donde se esperaba el centro al corazón de la misma, sorprendió con un disparo repelido por el portero visitante. El rechace volvió al colmenareño, quien hizo caso a su corazón volviendo a rematar a puerta. Y, de golpe puso el 1-2 en el marcador, y la palabra "remontada" en la zona de las palabras posibles, justo en el pliegue que se genera en el rostro al sonreír. Cosas del trabajo y la constancia.

El "momentum" había cambiado de bando y el Colmenar acosaba la portería visitante, obligando a Las Rozas "B" a parapetarse frente al asalto de once, acaso unos 70, guerreros con una pintura roja en el pecho.

Pasaban los minutos y, máxime tras dos penaltis reclamados por la grada que se fueron al limbo, parecia que a los roceños les sonreia el destino. Hasta que con el tiempo a punto de expirar, Kike recogió un balón en la frontal tras un rechace. Y con esa aceleración tan suya, el cuchillo entre los dientes y el desparpajo demostrado siempre desde que debutara hace menos de un año en la categoría, se plantó en mitad del área con el balón controlado, provocando el penalti a favor y la expulsión del defensor rival. Diego, al que este cronista una vez definió como "guante de seda en puño de hierro" convertía el penalti en gol, con la misma naturalidad que el equipo había convertido una mas que probable derrota en una posible victoria teniendo el descuento en superioridad numérica por delante.

De hecho, dos balones colgados al área pusieron el uy en las bocas de los presentes. Como habíamos indicado en el inicio de esta crónica -y con perdón si suena a chulería, pero también durante la semana previa en las charlas- solo los tres pitidos finales significaron el final de la emoción.

Y de un partido que supuso un nuevo aviso a navegantes respecto a la importancia de estar los 90 minutos dentro del partido. Pero también un punto de oro, un buen puñado de agujetas...y una tremenda muestra de competitividad.

Para finalizar esta crónica se me plantea una duda ¿Y si, con todo el trabajo que ello supone, este equipo mantiene esas virtudes y pule sus defectos?

Será apasionante descubrirlo.

Jugaron: Charly, Chicho (Arroyo), Kike, Leles ( Tonny), Jerez (Botey), Adrien Loens, Alex Gil, Cristian, Diego, Monir (Ivan) y Carlos Forcano. Y Jose A. Jimenez.

Clasificaciones


Accede a la Web solidaria

Patxietxea es una web solidaria, que permite a través de la compra de libros, fotografías y otros objetos, donar el 100% de los beneficios a quienes más lo necesitan, eligiendo la ONG o proyecto que tú decidas en el momento de la compra.

CARGANDO... POR FAVOR ESPERE