Derbi Franjirrojo

1er Equipo


17/10/2016

Derbi franjirrojo

1ER EQUIPO - E.F. Siete Picos Colmenar A


Resultado: 3 - 0

Fecha: 16/10/2016

Hora: 11:30

Estadio: Alberto Ruiz

El primer equipo del Colmenar derrota a su homonimo del EF Siete Picos Colmenar en la que supuso su primera victoria como local de la temporada. El estadio Alberto Ruiz lució el ambiente de las grandes ocasiones con una fiesta para el fútbol colmenareño.

Apenas hará un par de días que leí un artículo titulado "Odio eterno al futbol moderno" en una revista digital. Más allá de la originalidad -más bien poca- del título, el autor desgranaba en su texto la evolución que había experimentado el fútbol en las últimas dos décadas (citando como punto de inflexión el mundial USA 94) hasta el punto actual de mercantilismo, mercadotecnia, confetis en el hombro y camisetas (hasta los chándals ya, oigan, personalizados por una nada módica cantidad) que rigen el fútbol profesional hoy día, en el que hasta las cámaras de televisión entran a los vestuarios a grabar las arengas prepartido. Otro de los argumentos que enumeraba nostálgicamente el texto era el del mercadeo de jugadores (sic) la poca implicación de estos con el escudo que lucen sobre el corazón. No esperen que yo atice al escritor del artículo, ni mucho menos. Ni que vaya de abanderado de nada. Yo lo único que digo es que ese fútbol moderno tiene sus pros y sus contras. Pero que ese fútbol de antaño, o al menos tal y como era antes de ese mundial en el que un genio (mal que nos pese) llamado Roberto Baggio y sus secuaces aplazaron nuestros sueños a dieciséis años vista sigue vivo. Igual esos nostálgicos no lo buscan donde deben.

Partidos como el vivido ayer en el estadio Alberto Ruiz, y perdonen si parezco fanfarrón, creo que dan la razón a mi tesis. Una grada con un ambiente espectacular, con niños de las dos escuelas de fútbol de la localidad y dos equipos frente a frente a los que no les importa en ese momento ni la clasificación, ni la trayectoria, ni nada que no sea derrotar a su rival. Aquí y ahora. Ambos conjuntos llegaban al choque con jugadores incorporados para esta temporada, pero con una base de jugadores canteranos Todos ellos, veteranos y noveles, con el espíritu del derbi impreso en su ADN, a fuego y sangre que diría Daenerys de la Tormenta. El encuentro comenzó con ambos equipos mirándose a los ojos, y la primera jugada servía como teaser de la seguridad de ambas propuestas. El primer balón del conjunto buscó el costado derecho colmenareño, explorando la primera costura del traje. Y allí Isma hizo de la necesidad virtud: balón controlado ante la presencia de rivales amarillos e inicio de un ataque franjirrojo. Detalles.

Los primeros compases del derbi trajeron consigo un reparto de bienes gananciales. El Colmenar parecía dominar el control del esférico pero Siete Picos limitaba de manera acertada el radio de acción del equipo local a poco más de su centro del campo, cortando las comunicaciones y suministros al ataque local, comandado en esta ocasión por Anto, Vivi y Jorge. Algo más atrás, Jiménez, Jose Manuel y Castillo trataban de restablecer esas conexiones ante el acoso rival, y mientras decidían si cortar el cable marrón o el azul, un robo del equipo visitante puso el primer uy en la grada, pero el chut del delantero del Siete Picos salió alto. A los pocos minutos, tras una buena circulación de balón configurada por Maillo, Edu y Víctor en defensa, el balón llego a Jose Manuel, quien regateó a su par junto a la gripe que le oprimía el pecho (literalmente) para servir un precioso balón a la espalda de la defensa rival. Allí Anto quebró al defensor, pero su pase no pudo ser rematado por Vivi en el corazón del área. El propio Vivi tuvo un papel clave en la génesis del primer gol. Un pase diagonal de esos a los que solo van los tenaces de corazón parecía encaminarse hacia fuera del terreno, pero el 7 colmenareño se fue a por él. Y tras revivir la jugada no solo regateó al defensor ante el aplauso de la parroquia de la Agrupación sino que fue objeto de falta en el costado del área. Jorge acomodó el balón. Y a la señal del colegiado puso el esférico al corazón del área. Y allí apareció Edu, el especialista en coger las oportunidades al vuelo, para romper la igualdad en el luminoso del Alberto Ruiz y poner aún más alegría entre la afición franjirroja mientras se fundía con todo su equipo en un abrazo. El EF Siete Picos logró sobreponerse al golpe anímico antes del descanso, al que se llegó con el resultado conocido de 1-0 para los locales.

La reanudación trajo consigo las primeras novedades en forma de sustituciones. Jose Manuel fue sustituido por Christian a.k.a. el chico maravilla a.k.a. 19 años bien empleados. En la primera ocasión que el balón le llegó, provocó una tarjeta amarilla tras recibir una fuerte entrada. En la segunda, mientras andaba ajustando el engranaje, recibió otra entrada más. En la tercera, divisó a Anto y le puso un balón al espacio. Con los motores del AS21 a pleno rendimiento este coronó la jugada superando al portero rival con la frialdad de los grandes, poniendo el 2-0 para el equipo de la franja y decretando oficial el estado de ilusión. El Colmenar se terminaba de encontrar cómodo sobre el césped y florecían las conexiones entre la defensa liderada por Maillo y el centro del campo, con Castillo y Vivi recibiendo vítores de los más pequeños de la escuela pidiéndole para la selección, toma nota Julen. El panorama terminó de aclararse cuando el conjunto rival se quedó en inferioridad al recibir uno de sus componentes su segunda tarjeta amarilla.

El Colmenar continúo con la maquina enchufada sabedor de cómo no podía permitir ninguna rendija de esperanza a un rival que nunca bajaría los brazos, y dio entrada paulatinamente a nuevos efectivos. En primer lugar, el finoestilista Diego debutaba esta temporada (sustituyendo a un Jiménez que de tanto transitar en dirección a ambas porterías gastó medio centímetro de bota multitaco) y no tardó en sumarse: llegó para tirar aún más paredes en el centro del campo, no dejándonos claro si había salido con el kit de arquitecto o el de demolición. Además, Víctor tras completar un partido de manera más que sólida fue sustituido por un Ceve que supuso una amenaza constante para el costado rival. Con el encuentro encarando su recta final, Anto terminó de rubricar su sensacional actuación, y si con su primer gol de la mañana había puesto en franquicia el partido, con su segundo tanto terminó por abrir el tarro de las esencias. Castillo desde la sala de máquinas ejerció de quarterback y lanzó un milimétrico (por su precisión) y mastodóntico (por su dificultad) pase al 21 colmenareño, quien  de nuevo aceleró hasta plantarse en las zonas erógenas del área para poner aún más tierra de por medio en el marcador con el tercer gol para la Agrupación. Hubo tiempo para que Angulo entrara en el césped en sustitución de Edu, cumpliendo correctamente con su cometido. El Colmenar había dispuesto además de un par de ocasiones claras con Christian conquistando el área a la par que el corazón de su afición, mientras que atrás, Pablo se mostró sobrio para mantener la meta a cero. Por si faltaba un punto de épica al asunto, Jorge completó los últimos minutos del encuentro mermado físicamente, para lo que el equipo hubo de redibujarse en una suerte de examen sorpresa con el siguiente enunciado " Dispone usted de un delantero jugando de mediapunta, un mediapunta jugando de interior y un interior jugando de delantero centro. Despeje la incógnita". Poco después llegaron los tres pitidos del árbitro. Y la alegría franjirroja. Y el cordial saludo entre dos equipos que se mostraron como rivales, no como enemigos.

Y también un poco más de certeza de saber que quienes miran al fútbol con esa nostalgia de lo que fue en su día, es que en realidad no están mirando la luna, sino el dedo que la señala. Se prevén más pruebas de ello la próxima semana en la visita al EF Periso,

Jugaron: Pablo, Isma, Víctor (Ceve), Maillo, Edu (Angulo), Castillo, Jose Manuel (Christian), Jiménez (Diego), Jorge, Vivi y Anto. Y Uge.

Vaya desde aquí nuestro respeto y condolencias a los familiares y amigos de Tirso, exjugador del Primer Equipo de la ADCV recientemente fallecido, que compartió vestuario con alguno de los actuales jugadores. Descanse en Paz.

Accede a la Web solidaria

Patxietxea es una web solidaria, que permite a través de la compra de libros, fotografías y otros objetos, donar el 100% de los beneficios a quienes más lo necesitan, eligiendo la ONG o proyecto que tú decidas en el momento de la compra.

Clasificaciones

Facebook A.D. COLMENAR VIEJO Twitter A.D. COLMENAR VIEJO Instagram A.D. COLMENAR VIEJO Youtube A.D. COLMENAR VIEJO Telegram A.D. COLMENAR VIEJO
CARGANDO... POR FAVOR ESPERE