Derechos Y Deberes

1er Equipo


26/04/2016

Derechos y deberes

1ER EQUIPO - C.D. El Alamo A


Resultado: 2 - 0

Fecha: 24/04/2016

Hora: 11:30

Estadio: Alberto Ruiz

El Primer Equipo logra una victoria importantísima que le permite afrontar la recta final del campeonato desde la cuarta posición. El juego combinativo y dominante de los franjirrojos fue la clave para vencer a un correoso CD El Álamo que permanece en tercera posición. 

Hace poco más de siete días, apenas unas horas de diferencia, estas mismas teclas trataban de describir lo acaecido en el anterior partido liguero, bajo un manto de niebla que estaba a mitad de camino entre el realismo y el pesimismo, a menudo confundidos, como esos "false friends" que nos decían aquellas profes de inglés de la EGB o la primaria a las que hacíamos poco caso de tantas veces (una por curso) que nos tocaba re-aprender el verbo "to be". Más o menos una vez por curso, en Septiembre. 

De aquella derrota frente al Villaverde-Boetticher parece que hubieran pasado lustros. Y si lo parece es por dos motivos. El primero, por una semana de entrenamientos en la que nadie se dedicó a fustigarse sino a aprender de qué y cómo podía y debía mejorarse. El segundo, lo del domingo. LO del domingo. Así en mayúsculas. 

Para muchos, y lo soltaremos así, sin aderezos, hablamos del mejor partido hasta la fecha del primer equipo franjirrojo esta temporada. El Colmenar no salió del vestuario armado de "testiculina" "stamina" u otros eufemismos que se pueden leer por ahí. No, los colmenareños saltaron al césped cargados de fútbol e ilusión a partes iguales. Y con el punto justo de revoluciones que exigía la cita frente a la gran revelación de este grupo 2 de Preferente, un CD El Álamo que buscaba tratar de recortar distancias frente al segundo y primer clasificados de la tabla. 

Pese a que solo los espectadores más puntuales se encontraban ya en las gradas del estadio colmenareño, desde el pitido inicial del señor colegiado  los locales comenzaron a dar señales no solo de por dónde deseaban que fuera el partido, sino por qué caminos lo harían transitar. Y esos caminos transitaban en la única dirección de la meta defendida por el conjunto alameño. Frente a su propuesta de juego más vertical, los colmenareños amagaban con percutir por unas zonas para atacar por otras, con Ceve y Víctor actuando como dagas por los costados. El protagonismo del que comenzaban a disfrutar los laterales colmenareños suponía un auténtico quebradero de cabeza para la defensa en esta ocasión azulona, pues acababa derivando en amenazas interiores de Adri, Anto, Guillaume, Jorge y Nevado quienes revoloteaban como mariposas pero dispuestos a picar como una abeja. Y con aparentemente toda la lógica del mundo, comenzaron a brotar ocasiones de gol  que parecía empezaban a animar hasta el goteo de público con el que paulatinamente se iba incrementando la asistencia al Alberto Ruiz, como si el partido o lo que allí estaba ocurriendo se hubiera "viralizado", que dicen los modernos. Hasta cinco ocasiones claras de gol vivió esta primera mitad en la meta visitante, de todos los tipos y facturas. Desde una  jugada ensayada que Maillo casi convirtió a un mano a mano de Adri repelido con el pie por el meta visitante en una acción plena de reflejos, pasando por un pase de la muerte de Anto desde el costado derecho que se paseó por el área sin hallar rematador. El Álamo no le perdía la cara al partido pese al goteo de sustos al que le había sometido el equipo local, y pese a un buen trabajo en el centro del campo no conseguían llegar con claridad a la meta defendida por José Ángel, especialmente gracias al brillante trabajo en el eje de la zaga desempeñado por Maillo y Eli, quienes flanqueados por Castillo (ay Castillo, ponga un Castillo en su vida) reducían riesgos para la franja. Los tres pitidos del colegiado señalando el descanso sonaron casi a campanas de ring de boxeo con el contendiente de calzón azul habiendo logrado llegar vivo al último asalto y con su rival, calzón blanco y franja roja, viendo cómo pese al desgaste y desempeño no había conseguido tumbar a su rival. Quedaba pues la duda de si ese desgaste colmenareño le pasaría factura en el último y definitivo round. 

La respuesta tardó poco en llegar. La tónica no cambió y el encuentro continuó bajo el mismo patrón del primer acto, Hasta que pasados unos minutos, Víctor recibió el balón en el centro del campo con el tiempo justo para quebrar al centrocampista rival y escuchar el rugido del ADCV21AS, quien iniciaba maniobra de despegue al espacio. Víctor sacó el tiralíneas para poner el balón a Anto quien llegó, vio, quebró en el pico del área y chutó, logrando un gol de bandera que desbocó la primavera. Como obras son amores y no buenas intenciones, se pudieron contar hasta diez franjas celebrando el gol del 21 colmenareño sobre el césped. Detalles. Muchos pequeños detalles, que dice uno que yo me sé.  Los minutos siguientes al gol trajeron consigo nuevos ataques de un Colmenar con el guapo subido, como suele decirse, con el balón circulando entre sus jugadores y un público ya entregado a la causa aplaudiendo varias acciones locales pese a no fructificar en gol.

El Álamo superó esos momentos duros tras el gol con el empaque que lleva haciendo gala toda la temporada, y paulatinamente comenzó a adquirir mayor protagonismo en el encuentro, si bien parecía atascarse cuando llegaba a tres cuartos de campo colmenareño, llegando sus mayores y mejores ocasiones en jugadas a balón parado, por lo que el Colmenar comenzó a mover ficha. Saltaron al césped en primer lugar Angulo y Diego (en sustitución de los siempre sumatorios -perdonen el palabro- Guillaume y Adri) y se demostró el por qué desde que ambos pisaron el césped del Alberto Ruiz. Angulo aportó aún más poderío y velocidad a la zaga local mientras que Diego se encargaba de colaborar en la salida de balón. Incluso más que eso. En un par de acciones agarró el balón rodeado de piernas contrarias y fue escondiéndolo hasta sortear la zona de minas y llegar a la zona de peligro con ese arte tan suyo, cualquier día le vemos en Got Talent haciendo un truco de magia mientras le guiña un ojo a Edurne. El siguiente en incorporarse al verde fue Hugo en sustitución de un ovacionado Anto, al que cualquier día le brotará un club de fans en el bolsillo de tanto gol importante como viene haciendo. Hugo tampoco dudó en aplicarse desde el primer instante de su incorporación, y lo mismo se le veía achicando aguas en defensa como poniendo en aprietos a la defensa y portero rivales, chico para todo que además sigue guardando en la manga (acaso en su gemelo) su particular tarjeta de presentación. Tras la incorporación de Hugo, llegaría además el gol de la sentencia. 

Con el rival acampado en campo colmenareño, un robo se tradujo en apenas tres toques,  en la jugada que rompería e partido. Jorge recibió en el costado izquierdo del ataque colmenareño. Y comenzó a galopar por hacia el área como solía (palabras mayores) uno de los más grandes que han visto los ojos de este cronista, solo que en lugar del diez llevaba el 5.  Jorge atrajo hacia si al portero y un defensa apurando hasta el momento justo para servir el balón al segundo palo, donde apareció oh capitán, mi capitán, David Nevado, para poner la rúbrica al encuentro. El Seal of Approval, Con el encuentro encaminado ya hacia su recta final, Eric sustituyó a un Víctor que había terminado por reventar el cuentakilómetros. Y Eric, uno de esas personas que es cumplidor y honrado hasta cuando nadie le ve, supo saltar en marcha a un partido que agotaba sus últimos compases. Y con una sonrisa en el rostro.

La misma que se había instalado ya en la grada del estadio, en el banquillo -empezando por un Pablo que esta temporada se ha doctorado en compañerismo y espíritu de equipo- y sobre el césped. Que es la misma sonrisa por la que un grupo de 20 jugadores, varios técnicos e incontables personas tras de ellos comenzaron a trabajar en un ya lejano agosto de 2015. 

Para llegar a Mayo no solo con los deberes hechos, sino con todo el derecho del mundo a sonreír. 

Jugaron, y de qué forma: José Ángel, Ceve, Víctor (Eric), Maillo, Eli, Castillo, Nevado, Jorge, Guillaume (Angulo), Anto (Hugo) y Adri (Diego). Con el apoyo de Pablo, Dani, Eme, Isma, y Vívi.

Accede a la Web solidaria

Patxietxea es una web solidaria, que permite a través de la compra de libros, fotografías y otros objetos, donar el 100% de los beneficios a quienes más lo necesitan, eligiendo la ONG o proyecto que tú decidas en el momento de la compra.

Clasificaciones

Facebook A.D. COLMENAR VIEJO Twitter A.D. COLMENAR VIEJO Instagram A.D. COLMENAR VIEJO
CARGANDO... POR FAVOR ESPERE