Error Fundamental De Atribucion

1er Equipo


18/04/2016

Error fundamental de atribución

S.R. Villaverde-Boetticher C.F. A - 1ER EQUIPO


Resultado: 2 - 0

Fecha: 17/04/2016

Hora: 11:30

Estadio: Boetticher

El primer equipo sale derrotado por 2-0 de su visita al  Villaverde Boetticher, tras un partido en el que recibió el mazazo del gol a balón parado justo cuando empezaba a amenazar la portería local.

"Error fundamental de atribución" fue el primer concepto que aprendió este cronista en su primer día de universidad, allá por un lejano mes de Septiembre de 1999. Y resultó casi tan determinante para el desarrollo de todo lo que vino después como el hecho de conocerse el nombre de los camareros de la facultad (Placi, Edu, Jose, auténticos cracks de la vida) o el saber que no siempre te puedes dormir en los laureles por mucho que te pasen los apuntes, vive la Psicometria del Profesor Julio Olea, las vueltas que da la vida.  "Error fundamental de atribución" es uno de esos conceptos psicológicos que bajo unas palabras de más de dos sílabas esconden una verdad que no suele tenerse en cuenta, incluso se olvidan. De puro obvias, ese "Error" se refiere, hablando en normal, a atribuir la explicación de los hechos exclusivamente a las características de las personas/grupos, sin tener en cuenta las circunstancias y la influencia de estas en las situaciones. 

Error fundamental de atribución sería, por ejemplo y hablando claro, considerar que este partido se saldó con una derrota por 2-0 para el primer equipo del Colmenar porque, exclusivamente, el Villaverde-Boetticher es mejor equipo que el Colmenar. Habrá quien lo piense, con todas las de la ley. Habrá quien encuentre motivos más que suficientes para pensarlo, acudiendo a los resultados, a la tabla clasificatoria. Dejémoslo claro, el Primer equipo del Villaverde-Boetticher no es solo un muy buen equipo. es un GRAN equipo. Tanto en lo que ocurre fuera del césped, como dentro de la pradera. Desde que uno llega a su campo es recibido más que correctamente, con una educación y cortesía exquisitas, y se respira fútbol del de toda la vida. Su afición jugó su papel espectacularmente desde el minuto 1 hasta el 96 que acabó el partido. Pero ahí, si se han dado cuenta, ya estamos hablando de las circunstancias que rodean a todo este resultado, y con ello regateando ese error fundamental de atribución. 

El resultado del partido tiene también muchas otras circunstancias que acabaron sumando para ese 2-0 final. Y entramos ya en lo puramente futbolístico. No comenzó bien el partido para el Colmenar, con un Villaverde dispuesto a demostrar desde el minuto 1 como ni el segundo puesto en la clasificación era casualidad ni las últimas dos grandes temporadas quedándose a las puertas del ascenso a Tercera fueron flor de un día ni de dos. El conjunto verdón salió con el motor a tope de revoluciones frente a un Colmenar que no terminaba de estar fino, sirva esto como eufemismo de cómo no terminaba de encontrarse a si mismo. Varias imprecisiones en la faceta defensiva fueron corregidas por un Jose Ángel que dominaba su área y permitía a la expedición visitante recobrar el aliento tras esos sustos. Ofensivamente, los visitantes tenían problemas para enlazar con la vanguardia, con Anto y Adri tratando de ganar su particular guerra de guerrillas a la zaga anfitriona. Cuando el Colmenar lograba superar esa presión del conjunto rival, llegaba a zonas peligrosas, con Guillaume, Neva y Jorge por el interior y la amenaza de Ceve por el exterior, que dio el primer susto a la parroquia local. El Colmenar de Pedro Pablo Díaz, aunque tímidamente, iba creciendo según pasaban los minutos, aunque los de Paco Senda dieron un susto a balón parado con el primer acto a punto de finalizar. Se llegaba al descanso con un empate a cero que dejaba abiertas muchas incógnitas de cara a la segunda mitad pero con una respuesta clara. El primero que lograra marcar tendría gran parte del camino recorrido. 

Los franjirrojos entraron mejor en este segundo acto, en el que Eli sustituyó a Dani en el centro de la zaga. Con las espadas en todo lo alto, el partido empezó a jugarse en la llamada zona ancha en lugar de en las áreas, y el Colmenar comenzó a acercarse algo más a los tres cuartos de campo, generando cierto aroma a peligro. El conjunto local vio como, metafórica y literalmente, el viento comenzaba a soplar en contra, y supo manejarse bien en esa circunstancia del encuentro. Otra circunstancia más, saber aguantar con el viento en contra, caía del lado local. Justo entonces llegaron los instantes a la postre claves del choque. Con empate a cero, una espectacular jugada colmenareña, quizá la mejor del choque, acabó habilitando a Adri en el área local, parando el tiempo y casi el espacio. El remate del punta colmenareño solo pudo ser repelido por el meta local, saliendo rebotado hacia la pierna de un defensor, cuyo rebote salió en dirección a la portería, lamiendo el poste del palo, con todos los asistentes, independientemente de a qué equipo apoyaran, enmudecidos. El Colmenar empezaba a ver el partido que deseaba, como había ocurrido en situaciones anteriores, e introdujo un nuevo cambio, incorporándose Maillo en sustitución de Guillaume.  

Pero apenas instantes después, tras una fenomenal transición ofensiva, el Villaverde empezó a finiquitar las opciones del Colmenar al recibir una falta lateral. Si en estas mismas líneas hemos hablado en varias ocasiones sobre la relevancia angular del juego a balón parado en esta categoría, teniendo en frente a uno de los mejores, si no el mejor, de la categoría (en cuanto a variantes, calidad y competitividad en este aspecto bien podría considerársele tal) la cosa adquiere tintes dramáticos. Y así ocurrió. El fenomenal centro no pudo ser repelido por el Colmenar y su remate supuso el 1-0 y la algarabía local. Pero sobre todo suponía un nuevo partido. 

Y en ese partido, el Colmenar nunca se encontró cerca de si mismo. Pese a introducir dos nuevos cambios de naturaleza ofensiva con la incorporación de Hugo y Eric, ni el pundonor ni el derroche físico de los franjirrojos llegaron a poner en aprietos a un Villaverde que supo competir este nuevo encuentro de manera espectacular, teniendo su premio al convertir una veloz contra en un penalti a favor. Pese a adivinar la trayectoria del lanzamiento, José Angel no pudo detenerlo y significaba el 2-0, poniendo el encuentro en franquicia para los locales. El Colmenar trataba de asediar la meta rival pero chocaba una y otra vez contra la defensa local, que supo manejar la marea franjirroja mucho más que correctamente. 

Volvamos al inicio del texto. "Error fundamental de atribución" sería explicar esta derrota exclusivamente desde el prisma que el Villaverde-Boetticher fue mejor que el Colmenar. Ayer lo fue, y de paso asentó aún más su candidatura al ascenso a Tercera División, por lo que toca darles la enhorabuena sin rubor.    

Pero también toca pensar el por qué ayer fue mejor y qué podemos (permitan que me incluya) aprender. 

Y si yo aprendí algo para la vida en mis años de universidad, es algo que este Primer Equipo de la Agrupación me refresca muchos martes, jueves, viernes. Y muchos domingos.

Que uno no siempre controla las notas, ni aún preparándose los exámenes a conciencia, pero que, el analizar y trabajar las cosas que uno tiene que mejorar, nunca es el camino más corto hacia los objetivos. Pero sí el más fiable. 

Jugaron: José Angel, Isma (Eric), Ceve, Dani (Eli), Angulo (Hugo), Castillo, Nevado, Jorge, Guillaume (Maillo) Anto y Adri.

Clasificaciones


Accede a la Web solidaria

Patxietxea es una web solidaria, que permite a través de la compra de libros, fotografías y otros objetos, donar el 100% de los beneficios a quienes más lo necesitan, eligiendo la ONG o proyecto que tú decidas en el momento de la compra.

CARGANDO... POR FAVOR ESPERE