Quince Valientes Asaltan El Fortin De Alcala

Juvenil A


26/01/2014

Quince valientes asaltan el fortín de Alcalá

R.S.D. Alcala B - JUVENIL A


Resultado: 2 - 3

Fecha: 26/01/2014

Hora: 11:30

Estadio: Alcalá (El Val)

El Juvenil A consiguió la primera victoria de un visitante esta temporada en el Estadio del Val frente a un gran equipo como el Alcalá, gracias a una primera parte espectacular y una demostración de oficio en la segunda.

Podríamos tirar del librillo de los tópicos: “Se aprende más de las derrotas que de las victorias” podría ser el elegido.

Podríamos tirar del librillo de las frases hechas: “El fútbol son once contra once y nunca hay rival pequeño”, y analizar desde ese prisma la victoria.

Podríamos tirar del librillo de las circunstancias externas: la felicidad de una semana en la que se juntaron hasta cuatro cumpleaños de la plantilla (Duri, Marlon, Julio Serrano y Asier) acabó reflejándose en el césped.

Tirando de cualquiera de esos librillos, podríamos realizar esta crónica. Pero no. No lo haremos. Hoy, hablaremos de fútbol. Puro y duro.

El Juvenil A de la A.D. Colmenar Viejo llegaba al estadio Alcalaíno tras el revolcón sufrido la pasada semana en casa frente al Pozuelo, conjurado para demostrarse a si mismo y a cuantos acudieran este 26 de Enero de 2014 al Estadio del Val de Alcalá de Henares la pasta de la que están hechos. Y no iban a permitir que ninguna circunstancia les alejase de su objetivo. Ni la baja de última hora de Asier por enfermedad, ni llegar al campo rival tan pegados de hora que hubo de pasar inmediatamente del calentamiento a la disputa del partido. Nada iba a alterar los planes ni los objetivos, y el Colmenar vivió esa transición del fogueo al fuego real con la misma naturalidad con la que usted puede ir a por el pan. Detalles. Y una vez arrancó el choque, quedó claro como en esa primera parte la posesión diría una cosa, pero el juego demostraría otra. De entrada, a los diez minutos, Mansilla y Carlos Forcano, ojo a esa sociedad, fabricaron el primer gol: el extremo atrajo a varios defensores y puso el balón en profundidad para el punta Colmenareño, quien de violento disparo cruzaba el balón. Nunca llueve eternamente, y esta mañana salió soleada.

El 0-1 pudo pillar a alguien de sorpresa, pero desde luego no fue a los visitantes quienes redoblaban su apuesta de gusto por la velocidad y las emociones fuertes. Con Julián y Alex Gil organizando el tráfico en el centro del campo, la vanguardia Colmenareña comenzaba a relamerse. No habían pasado quince minutos respecto al anterior gol cuando una falta en la frontal Alcalaína provocaba que más de uno de la parroquia visitante comenzara a frotarse las manos al ver cómo Alex Ventura colocaba el esférico. El extremo lanzó magistralmente el esférico, pleno de potencia, y este se coló entre la cabeza de dos de los miembros de la barrera ante lo que el portero no pudo evitar el gol. AV11 versioneando a CR7 y logrando su segunda diana de la temporada. Dos pájaros de un (pedazo) de tiro. El rival se sacudió los fantasmas con algún acercamiento a la meta colmenareña, pero la defensa, con un sobresaliente Adrien en esta primera parte, y Uge como portero mantuvieron el resultado hasta el final de los primeros cuarenta y cinco minutos.

Cero a Dos frente al equipo menos goleado de la categoría al descanso. La segunda parte prometía emociones fuertes.

Y cumplió. El Colmenar realizó el primero de sus cambios incorporándose Diego en sustitución del lesionado Julián, pero sin variar la propuesta. Y de nuevo, el Colmenar golpeó primero. No habían pasado dos minutos de la reanudación cuando Alex Gil lanzó un obús desde la frontal del área. Si antes hablábamos de AV11 homenajeando a CR7, el menudo centrocampista franjirrojo demostró si a uno de cuando en cuando le llaman Zlatan, motes así no caen de los árboles. El balón trazaba una parábola perfecta y él meta local no podía evitar ni el 0-3 ni la sonrisa en los rostros de la expedición Colmenareña, quienes veían como la victoria estaba un poco más cerca. Pero sin echar las campanas al vuelo. Al cuento de fútbol de este día le faltaba el nudo antes del desenlace.

Porque, perdonen si me pongo estupendo, las grandes victorias en un 95 % de los casos sólo se consiguen frente a grandes equipos, y el que nos ocupa desde luego lo es. Su clasificación en la zona noble de la tabla no es ningún accidente e iban a demostrarlo a cualquier precio. Comenzaron a incrementar su apuesta ofensiva y el Colmenar veía como aquello podría convertirse en un asedio, como acabó sucediendo. Un primer gol para los locales a los diez minutos del segundo acto hizo que tanto afición como equipo Alcalaíno vieran en el horizonte lo plausible de la proeza, y pocas jugadas después, un fallo de coordinación en la zaga franjirroja fue aprovechado por el inteligente punta del Alcalá para poner el 2-3.

Y aquí, perdonen que me levante y que igual me pase con la dosis de épica, en el territorio que separa a los equipos que saben competir y los que no, en lo que en un western dirían “lo que separa a los hombres de los niños”, a los visitantes no les temblaron las piernas ni las ideas siquiera durante un segundo. Marlon y Kike (asi como Rober cuando sustituyó a este último) recordarán pocos partidos tan escasos de alegrías ofensivas, pero su trabajo resultó fundamental evitando la profundidad rival por los costados, mientras que si en la primera parte destacamos a Adrien, en la segunda Edu y Sarri convirtieron cada intento aéreo del rival en un disparo al aire. Mientras, Mansilla y Carlos junto al recién incorporado Johan ponían picante ante la posibilidad de cazar un gol a la contra que hubiera sentenciado el partido sin descuidar los apoyos defensivos. Y cuando todo eso falló, apareció Uge. Quien no solo dio una master class en golpeo de balón, sino que solventó maravillosamente la mejor oportunidad del Alcalá, un mano a mano en el que el meta Colmenareño achicó espacios maravillosamente provocando la precipitación del rival y manteniendo el pulso de su equipo.

Y pese a ver cómo los segundos parecían minutos, y los minutos parecían semanas, al final, tras un córner rival, el árbitro silbó tres veces. Como cada semana. Pero la sonrisa de esta, les juro que fue especial.

Y 15 valientes tuvieron la culpa de que, de nuevo, un autobús volviera hacia Colmenar con un puñado de sonrisas. Y tres puntos.

Nos hicieron sentir orgullosos: Uge, Marlon, Kike (Rober), Edu, Sarri, Adrien, Julián (Diego), Alex Gil (Adrien), Mansilla, Ventura (Johan), Carlos Forcano y Duri.

Fotos: Carlos Forcano (Padre)

Clasificaciones


Accede a la Web solidaria

Patxietxea es una web solidaria, que permite a través de la compra de libros, fotografías y otros objetos, donar el 100% de los beneficios a quienes más lo necesitan, eligiendo la ONG o proyecto que tú decidas en el momento de la compra.

CARGANDO... POR FAVOR ESPERE