Redemption Song 20

Juvenil A


27/01/2015

Redemption Song 2.0

JUVENIL A - Fundacion C.D. Recuerdo A


Resultado: 4 - 1

Fecha: 25/01/2015

Hora: 18:30

Estadio: Alberto Ruiz

Victoria 4-1 de un Juvenil A que supo retomar el pulso al encuentro durante la segunda parte –y de qué forma- tras una primera mitad floja.

Hay una frase por ahí que dice que cuando uno desea algo con todas sus fuerzas, el universo conspira para que lo consigas, y disculpen a este cronista por no poner el autor pero uno siempre fue más de iconografía deportiva o musical (Freud diría que de ahí vendría el título de esta crónica) que de frases positivas o de autoayuda para sus carpetas del instituto. Sea como fuere, algo así había ocurrido este pasado domingo en el pequeño universo del Juvenil A, quienes veían como su choque frente al Recuerdo correspondiente a la última jornada de la primera vuelta acaba suponiendo la oportunidad de encaramarse a la tercera plaza de la clasificación justo antes de iniciarse la segunda vuelta.

La consigna estaba clara, los tres puntos en juego este domingo no podían escaparse del Alberto Ruiz, y el Colmenar salió de la caseta con ese objetivo entre ceja y ceja y dispuesto a finiquitar el encuentro por la vía rápida y ocurrió que tras un par de buenas circulaciones de balón, este llegó en la zona peligrosa a Monir quien apareció vestido con el esmoquin de prestidigitador, nada por aquí, nada por allá, y puso un balón dulce al corazón del área donde Lillo, llamado a ser uno de los grandes protagonistas de la velada anotaba el 1-0 para los franjirrojos. Tras el gol, el Colmenar creció en el partido y gozó de varias ocasiones para haber puesto incluso más tierra de por medio, pero ese gol de la tranquilidad no fue lo que llegó. Por el contrario, fue el Recuerdo el que poco a poco comenzó a aumentar su protagonismo durante este primer acto, con recuperaciones propiciadas tanto por errores colmenareños como por acierto de los de Chamartin, y como dice el refrán, el que juega con fuego suele acabar quemándose. Un balón largo a la espalda de la defensa colmenareña acabó suponiendo el gol del empate, poniendo las tablas en el marcador y al Colmenar preguntándose quien le había robado el mes de abril. La juventud también tiene su parte melancólica.

Pero sobre todo, tiene ímpetu. Y este Juvenil A, además tiene talento y ganas de hacer las cosas bien pese a esos pecados de autocomplacencia que cada vez irá controlando mejor. Tras la reanudación no hizo falta que transcurrieran demasiados minutos para comprobar que el Juvenil Colmenareño había salido con una actitud radicalmente distinta a la que habían visto los valientes espectadores presentes en las gradas del estadio colmenareño. La zona defensiva asumió el control de la situación, y el mediocampo volvía a bombear sangre, pero el primer gol acabaría llegando a balón parado, al ejecutar Alex Gil un córner tan cerrado que acabó metamorfoseándose en tres en uno: gol olímpico, celebración y dosis de frenadol para el constipado en que se podía haber convertido el encuentro de no haber podido aprovechar la ocasión. El Recuerdo se vio obligado a exponerse más en defensa y eso lo terminó por castigar el Colmenar, al disfrazarse Edu Leles de quarterback para poner un balón largo a Lillo quien tras controlarlo destapó el tarro de las esencias al disparar un potentísimo chut que golpeó al palo como el que aparta una mosca para terminar incrustándose en las mallas. Ya que estamos en semana de Super Bowl permítanme la licencia de decir que hubiera dado igual que hubiese estado delante la defensa de cualquier equipo de la NFL (incluida la Legion of Boom de Seattle) que ese balón era imparable sin un milagro de por medio. El encuentro dio poco más de sí en cuanto a lo futbolístico, si bien es cierto que las entradas de los jugadores del banquillo colmenareño, una vez más no solo no bajaban las revoluciones del equipo sino que incrementaban la gasolina del depósito, en lo que viene siendo uno de los rasgos de un Juvenil A que cada día es más equipo también en ese sentido. Y aquí me van a permitir que me ponga en pie mientras escribo porque el siguiente punto del orden del día en el Alberto Ruiz fue el tan deseado debut de Javier Alonso, Javi, quien sustituyó a Leles cuando el encuentro encaraba su recta final y que ayudó a apuntalar el resultado con una actuación plena de sobriedad y efectividad. Atrás quedan meses de dolores y trabajo en la sombra para Javi. Por fin.

Tras el momento emotivo, al partido le quedaba aún el último gol, obra de Diego al resolver -con frialdad de nueve y calidad de su diez- dentro del area una nueva asistencia de Lillo y un par de ocasiones más para el equipo local, quienes ya habían empezado a redimirse de esos pecados de juventud de la primera mitad.

Finalizado este encuentro arranca la segunda vuelta. En solo seis días, estos jugadores tendrán la primera final para demostrar que están preparados para partidos así con un precioso duelo directo frente al UD San Sebastián de los Reyes, empatados a puntos ambos conjuntos.

Hay otra frase por ahí, que este cronista sí sabe quien la dijo (diremos como pistas que a) no es entrenador y b) es el mismo autor del título 1.0 de esta crónica) que dice que

“El fútbol es una habilidad en sí, Un mundo entero. Un universo en sí mismo. A mi me gusta porque has de ser habilidoso para jugarlo. La libertad, el fútbol es la libertad.”

Este fin de semana demostraron que son habilidosos para jugarlo y para aprender al vuelo: Uge, Pablo Arroyo, Adrien (Jerez), Leles (Javi), Kike (Botey), Iván, Gil, Diego, Alex Ventura (Portillo), Lillo y Monir.

Clasificaciones


Accede a la Web solidaria

Patxietxea es una web solidaria, que permite a través de la compra de libros, fotografías y otros objetos, donar el 100% de los beneficios a quienes más lo necesitan, eligiendo la ONG o proyecto que tú decidas en el momento de la compra.

CARGANDO... POR FAVOR ESPERE